Respirar calma, polvo y aburrimiento

Cada ciudad maneja una magia especial, un ánima que la hace estallar y le llena los pulmones de vigor e individualidad, muchas ciudades tienen esa característica única que las diferencia de cualquier otro lugar en el mundo. Esta ciudad no, está muerta por dentro y se llama Oruro, la cáscara condecorada de un veterano inservible que se ensalza en antiguas glorias.

He vivido lo suficiente en este lugar como para querer colgarme del primer poste de luz que se halle en mi camino, pero al ser un ente inmortal, la idea simplemente se me pinta estúpida; me he aburrido por toda la eternidad, demasiado como para siquiera comenzar a morder las piedras.

Aburrimiento tridimensional. Aquí todos están orgullosos de ser Orureños… y no comprendo porqué; he intentado, insatisfactoriamente, dilucidar las razones que lleva a muchos de estos seres el sentirse encariñados con este pedazo de tierra envuelta en polvo y colores ocres, lo he intentado honestamente y siempre me lleva a la misma conclusión: o están todos locos, o  la ciudad tiene un atractivo que yo no he podido hallar. Curiosamente todos aquellos que se sienten más orgullosos de ser orureños son aquellos que viven en otra ciudad.

Bien, no importan mis percepciones ahora, lo que importan son los motivos, esta es una guía de cómo sobrevivir a esta ciudad todos aquellos días en que no se celebra en carnaval, porque obviamente, durante el carnaval esta es la ciudad más linda del planeta ¿no?, cuando todos estamos ebrios bailando en una gradería cantando “Viva, viva mi San José” o “San José es Oruro, Oruro es San José”, no hay otro mejor lugar en el que se puede estar ¿cierto?. Lo que pocos saben, de aquellos que vienen 3 días a embriagarse y a coger como conejos, es la tortura que significa sopesar el tedio de los días venideros, cuando no hay globos con agua, ni bandas en las calles.

Pero para eso estamos, para contarte lo que significa vivir en oruro (y no volverte loco en el intento).

Bienvenidos entonces.

China Supay

 

P.D.: Por cierto, el Avatar con el que registro mi rostro es una obra de un artista plástico llamado Donatello Getsemaní, es peruano (lo cual va a causarle urticaria a más de un orureño, porque utiliza un “sacrosanto” símbolo de los orureños: la máscara de Diablo) pueden leer un artículo sobre este artista y ver algunas de sus obras aquí

Anuncios

Acerca de chinasupay

Difundiendo formas de sobrevivir al aburrimiento de vivir en Oruro Ver todas las entradas de chinasupay

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: